fbpx
ABOGADO CONFINADO

Abogado confinado: mantenerse productivo cuando se trabaja desde casa

El Coronavirus ha traído consigo un nuevo especímen: el abogado confinado. Pero las nuevas tecnologías cambian continuamente la forma en que vivimos. Por supuesto, eso incluye la forma en que trabajamos. El teletrabajo, las prácticas de derecho virtual y tareas similares son sin duda algunos de los cambios más importantes. De hecho, algunos estudios sugieren que entre 20 y 30 millones (solo en Estados Unidos) de personas trabajan desde casa al menos un día a la semana. Desde mi propia experiencia y desde discusiones con clientes abogados, creo que es indiscutible que los abogados no son inmunes a esta tendencia. De hecho, esta tendencia probablemente solo continuará creciendo en el sector legal.

Después de todo, diversos estudios han demostrado que ofrecer trabajo a tiempo parcial en el hogar ahorra a los empleadores aproximadamente 10.000€ por año por empleado como promedio. Además, según lo reportado, muchos estudios han demostrado que los empleados que trabajan desde casa son más productivos que los empleados de oficina debido a factores como “menos interrupciones, una gestión del tiempo más efectiva, sentimientos de empoderamiento, horarios flexibles, más horas”. Esa ciertamente (salvo por lo de las interrupciones si no lo gestionas bien) ha sido mi experiencia cuando he trabajado desde casa. Me dedico al marketing, pero al fin y al cabo tiene muchos puntos en común con el trabajo del abogado.

Mi hogar ha actuado como mi lugar de trabajo auxiliar a la agencia desde que fundé mi propia firma. En mi oficina, hoy en espera de terminar con el coronavirus para volver a ser mi cuartel general, encuentro menos distracciones que en casa, allí solo se va a trabajar. En casa hay más focos de atención. Cuidado con eso si no estás habituado a trabajar en casa.

Personalmente, he encontrado que la experiencia de trabajar desde casa, puede ser gratificante para mi productividad general. No obstante, hubo una curva de aprendizaje inicial. Para los que hoy os veis obligados por el confinamiento, sin tener entrenamiento anterior en trabajar desde casa, os diré que al igual que cualquier cambio significativo en tu estilo de vida o hábitos de trabajo, puede tomar un poco acostumbrarse a teletrabajar. Estas son algunas de las cosas que me ayudaron en esta faceta que combino con el trabajo en la oficina desde siempre, no para conciliar sino para añadir más horas al total de la semana:

1. Comienza bien el día.

Es importante para mí comenzar las cosas como lo haría si fuera a la oficina, me da igual que sea sábado, domingo… Esto incluye levantarse temprano y comenzar el día con una ducha y un desayuno antes de ir a trabajar. Al ocuparme de esas necesidades básicas primero, soy libre de concentrar mi atención en mi trabajo una vez que empiezo. De lo contrario, sería fácil distraerte mientras haces la transición entre esas actividades y el trabajo que necesito hacer.

2. Vístete para trabajar.

Aunque solo sea por razones psicológicas, considero que es importante vestirse adecuadamente para mi día de trabajo. Me coloca en la mentalidad de que soy un profesional y estoy listo para trabajar. Acepto que esto no es necesariamente un problema para todos los que trabajan desde casa, pero no estaría de más experimentar con su armario para ver cómo puede afectar su productividad. Tú mismo le das seriedad a trabajar desde casa, tu atuendo es formal, tu trabajo es formal, la mente lo asocia así.

3. Ten una rutina.

Uno de los mayores beneficios de trabajar desde casa es la flexibilidad. Puedes priorizar todas las demandas competitivas en tu vida y trabajo al enfocarse en ellas en un orden que tenga sentido para ti. No obstante, aunque es importante ser flexible, también es importante crear una rutina básica. Mi rutina básica incluye organizar y limitar los tiempos en los que realizo ciertas actividades, como leer y responder correos electrónicos, participar en las redes sociales, realizar trabajos específicos para el cliente, tomar descansos, etc.

Abogados teletrabajando: aunque es importante ser flexible, también es importante crear una rutina básica Clic para tuitear

4. Toma descansos.

Es extremadamente importante para capturar dar tu mejor rendimiento reconocer cuándo necesitas hacer descansos. Por ejemplo, yo soy consciente del hecho de que tiendo a ser lento y menos productivo durante aproximadamente media hora al día entre las 3:00 p.m. y las 4 : 00 pm Cualquiera que sea la causa de este accidente a media tarde, cada vez es más difícil realizar un trabajo analítico durante ese período y cada vez es más probable que pase por alto los errores. Si trabajas desde casa, cuando llegas a ese punto, me permito tomar un breve descanso para despertarme. Puedes por ejemplo realizar un trabajo que requiera menos concentración. Es una manera de ser productivo, que al final del día es más importante que sumar horas y horas de baja calidad.

5. Establecer límites.

El mayor problema al trabajar desde casa es que los amigos y colegas pueden tener la percepción de que en realidad no estás trabajando todo el día o, de manera similar, que debido a que tu horario es flexible, está bien distraerte con otras cosas. Como resultado, se vuelve excepcionalmente importante establecer límites en los que dejes claro a tus amigos y familiares que estás ocupado, que estás trabajando y que durante las horas de trabajo no deben distraerte a menos que sea importante.

6. Sigue tu tiempo.

He encontrado que es importante continuar manteniendo registros detallados del tiempo que paso trabajando en cada cliente (descarga aquí tu plantilla de control de horas dedicadas al cliente). He descubierto muchos beneficios nacidos de esta práctica, pero uno de los más relevantes aquí es que me permite evaluar mi productividad durante todo el día. Otro, saber si estoy tarifando bien mis servicios y optimizar de cara a futuro. Al hacer un seguimiento del trabajo que he realizado durante todo el día, me hago responsable de la forma en que paso mi tiempo.

7. Asegúrate de tener las herramientas que necesitas para trabajar.

Trabajar desde casa, hace descubrir la importancia de asegurarme de que tengo suficientes cartuchos de impresión, papel de impresora, bolígrafos, blocs de notas y herramientas similares. También de que cuando salí de la oficina (sede de la agencia) dejé en la nube todos los ficheros, recursos y datos varios que voy a necesitar acceder desde casa. Puede ser extremadamente perjudicial para tu día de trabajo descubrir en medio de un proyecto que te faltan algunas de las herramientas que necesitas para completar ese proyecto. La mejor manera de asegurarse de que eso no suceda es tener siempre una copia de seguridad a mano. Por ejemplo, tuve que aprender por las malas que siempre debería tener a mano un cartucho de impresión de repuesto. Después de perder parte de mi día corriendo a una tienda de suministros de oficina, aprendí a pedir un nuevo respaldo inmediatamente después de instalar el último. Así siempre tengo margen. Con los demás elementos igual.

¿Trabajas desde casa? Si es así, me encantaría saber acerca de los problemas que has enfrentado y las formas en que los has enfrentado. ¡Déjame tu comentario!

 


Álvaro Sánchez Oliveros

Consultor de Marketing Jurídico  Asesoramiento & Management

DESCARGA GRATIS TU GÚIA para elaborar un PLAN DE MARKETING para tu despacho de abogados

637 903 716 | alvaro@clippingrrpp.com

¿Qué te ha parecido este contenido?
(Votos: 1 Promedio: 5)
close

CONTENIDOS 100% PARA ABOGADOS

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.