fbpx
Cuñadismos de marketing que ningún abogado debería escuchar.

Cuñadismos de marketing que ningún abogado debería escuchar. Ebook

Cuñadismos de marketing que ningún abogado debería escuchar. Es el título que he dado a este ebook en el que condenso buena parte de los mitos que tras 14 años asesorando a despachos jurídicos en marketing he detectado. No son todos, pero sí los más graves, creo yo.

El término —cuñadismo— es un coloquialismo usado en España. No hace referencia explícita a tu cuñado ni al mío. Se refiere al arquetipo de cuñado que, pretendiendo saber de todo (más que nadie) reparte consejos a diestra y sinestra, lo mismo sobre mecánica, que sobre leyes, pediatría, fútbol… y también marketing. Faltaría más.

El término —cuñadismo— es un coloquialismo usado en España y apunta a esas afirmaciones tan pretendidamente sabias como faltas de base Clic para tuitear

Tales consejos no son más que una colección de mitos. Pero la cultura popular, cuando hace suyos los términos, los puede democratizar para bien, o vulgarizar para mal, (según la profundidad de la reflexión que acompañe a sus afirmaciones) y de ahí nacerán mitos que, de darse por ciertos en el despacho, pueden llevarnos a una mala gestión comercial de nuestros servicios.

Propongo una lectura amena. Sin la densidad de los tecnicismos de esta plataforma o aquella. Lo importante del marketing siempre fueron las ideas, porque de ellas nace la estrategia. El marketing es estrategia. Las plataformas (Redes Sociales, Webs, Emails, Folletos, cuñas de radio…) van cambiando con los años, pero existía marketing hace 500 años cuando en Florencia los prestamistas ofrecían su servicio en el Ponte Vecchio, existía en el Far West con el médico vendiendo crecepelo gritando aupado a una caja de madera y existirá después de nuestra generación.

El marketing es la forma que adoptamos para vender. Es adaptación y superviviencia. Por eso es tan importante tenerlo claro. En el despacho legal actual, aun más. La competencia del sector legal es abrumadora. Decenas de miles de abogados compitiendo por un mismo cliente. Cada abogado, tiene capacidad para crear su propia oferta legal independiente, de forma que casi hay una razón social por abogado. Esto hace que un mercado competido, sea también atomizado, esto es, ultracompetitivo. Sin marketing, tenemos las mismas probabilidades de sobrevivir como sin jaula en una inmersión entre tiburones.

Si los consejos —aun bienintencionados— que te están llegando no son puestos bajo la lupa del escrutinio y la estadística… no son marketing. Clic para tuitear

En clave de reflexión te invito a mirar tu despacho. Mirar con ojos comerciales. Mirar con atención y espíritu crítico. Razonar, porque el marketing no es esa musa que se evoca en series como MadMen. El marketing se planea, se diseña, se ejecuta y se mide para optimizarse. Si no se puede medir, no es marketing. Si los consejos, tan bienintencionados como mal asesorados que te están llegando no son puestos bajo la lupa del escrutinio y la estadística… no son marketing.

Te invito a descargar mi ebook, Cuñadismos de marketing que ningún abogado debería escuchar. Espero que te guste y tienes bajo el texto una barra de comentarios para dejarme tus impresiones.

Descarga tu ebook


.

Puedes descargar otros recursos o unirte a mi grupo para abogados.

¿Qué te ha parecido este contenido?
(Votos: 2 Promedio: 5)
close

CONTENIDOS 100% PARA ABOGADOS

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.