Ley de Hick en despachos legales. Simplificar para vender más